CHILPANCINGO, Gro., 13 agosto 2014.- A cinco años del asesinato del extinto diputado y presidente de la Comisión de Gobierno de la 59 legislatura, Armando Chavarría Barrera, la viuda Martha Obeso Casares exigió una vez más justicia, castigo y esclarecimiento del crimen del ex legislador perredista, quien fue asesinado el 20 de agosto del 2009 en las puertas de su domicilio, ubicado en el fraccionamiento Diamante, al sur de la ciudad de Chilpancingo.

Obeso de Chavarria lamentó que no se haya formado una fiscalía especial para la investigación de este asesinato como lo ofreció el gobernador Ángel Aguirre al inicio de su gobierno, lo que demuestra una vez más la impunidad y el desinterés de las autoridades.

En conferencia de prensa, acompañada de familiares y simpatizantes del PRD, recalcó que el asesinato de su esposo fue un crimen de Estado y que por ello se está ocultando la información de este hecho que consternó al pueblo de Guerrero.

En el marco del quinto aniversario de la muerte del político guerrerense, el próximo 18, 19 y 20 de agosto se realizarán una serie de actividades, entre ellos un foro sobre la justicia, una ofrenda floral en el busto de Chavarria, que se encuentra en el interior del Congreso local, además de conferencias sobre la aplicación de la justicia en México.