MÉXICO, DF, 21 de diciembre de 2015.- Con una estrategia basada en cuatro puntos nodales, la Secretaría del Medio Ambiente federal (Semarnat) y la Procuraduría Federal del Medio Ambiente (Profepa) presentaron las acciones para la conservación de la vaquita marina, que se encuentra en peligro de extinción.

Durante la cancelación de la estampilla postal –se imprimieron 300 mil– de este mamífero en el Palacio de Correos, el procurador ambiental, Guillermo Haro, aseguró que la estrategia del Gobierno Federal será el de concientizar a la población, expandir las reservas de preservación y de mantener los operativos de preservación.

“Para evitar su extinción y promover su conservación el sector ambiental ha implementado la estrategia ambiental para la recuperación de la vaquita marina, incluye cuatro componentes principales: primero, la ampliación del polígono de protección para lo cual se suspendió la pesca comercial; segundo, la compensación económica a los pescadores ante la veda pesquera.

Sigue la nota aquí.