TLAPA, Gro., 2 de diciembre de 2013.- De septiembre a noviembre, al menos 2 mil 823 mujeres indígenas de entre 14 a 35 años,  han migrado de la Montaña de Guerrero, hacia estados del norte del país, para trabajar como jornaleras agrícolas en condiciones laborales inadecuadas, informó Margarita Nemecio Nemesio coordinadora del área de migrantes de Tlachinollan.

La integrante del Centro de Derechos Humanos de la Montaña señaló que de septiembre a noviembre,  el Consejo de Jornaleros Agrícolas de la Montaña tiene un registro de 6 mil 251 hombres y mujeres originarios de Tlapa, Cochoapa el Grande, Metlatónoc, Atlixtac, Xalpatláhuac, Copanatoyac, principalmente.

Nemecio Nemesio alertó que este año se registró un incremento de movilidad de indígenas debido a los daños que ocasionaron el huracán “Ingrid” y la tormenta “Manuel” en las comunidades. Además, existe otro grupo de no menos de 3 mil jornaleros que han migrado sin querer registrarse.

Tlachinollan presentará este martes, en un foro dentro de la Cámara de Diputados federal, un estudio sobre las mujeres jornaleras indígenas de la Montaña, el cual particulariza el perfil de las mujeres migrantes de la región a través de la recopilación de datos del Consejo de Jornaleros Agrícolas de la Montaña, así como de un trabajo de campo en Sinaloa, Sonora y Guanajuato.

El estudio retoma testimonios de las mujeres que padecen violaciones a sus derechos humanos, siendo uno de sus propósitos apoyar a que los programas de gobierno abocados a la atención de jornaleros tengan enfoque de género y haya garantías laborales para las mujeres migrantes.

Los indígenas nahuas y nasavi acuden a los estados de Sinaloa Sonora,  Baja California Norte y Sur, Michoacán, Morelos, a trabajar en el corte de chile, caña o frijol, varias de ellas con sus hijos aún en etapa de lactancia.