CHILPANCINGO, Gro., 7 de julio de 2015.- El gobierno federal incumplió el compromiso de conformar una Comisión Intersecretarial para atender el problema del hongo de la roya, que afecta a los cafetales de Guerrero, Oaxaca y Chiapas.

Este lunes se reunieron cafetaleros de las regiones Costa Chica y Costa Grande con funcionarios del gobierno federal y estatal, para dar seguimiento al plan de combate a la roya.

Los cafetaleros reconocieron el apoyo de 15 millones de pesos que entregó el gobierno federal para la compra de químicos para combatir el hongo, sin embargo, advirtieron que es apenas la mitad del recurso que se necesita para atender el plan integral de combate y erradicación de la roya, que dejará a Guerrero sin el 70 por ciento de sus cafetales.

También recriminaron que aún no se conforme la Comisión Intersecretarial que dará seguimiento permanente a este problema, a pesar de que fue un compromiso que adquirió el gobierno federal desde el 24 de junio, durante la reunión de Posicionamiento de la Comisión de Desarrollo Social y Pueblos Indígenas de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), en la que participaron los gobernadores y secretarios de Desarrollo Rural de Guerrero, Oaxaca y Chiapas.

Ante esta falta de seguimiento por parte de la federación, el secretario de Desarrollo Rural de Guerrero, Rigoberto Acosta González propuso que el estado y sus cafeticultores sean los que inicien la conformación de esta Comisión Intersecretarial.

Una vez que esté conformada a nivel local, dijo, habrá que demandar la sinergia por parte de las secratarías federales involucradas, como la Sagarpa, Sedesol, CDI y Semarnat.

También señaló la necesidad de que los cafeticultores se organicen para solicitar a la federación, con el respaldo del gobierno estatal, un programa de empleo temporal que les permita asegurar un ingreso económico en el tiempo que termine la erradicación de la roya.

Detalló que se pasará al menos tres años antes de que los cafetales vuelvan a producir, por lo que miles de familias se quedarán sin su única fuente de ingresos.

Ante esta propuesta, el representante de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) federal, Gustavo Alfonso Alarcón Bello respondió que no había recursos.

Argumentó que, a diferencia del año pasado, no hay recursos etiquetados para implementar un plan emergente de empleo temporal, por lo que invitó a los cafeticultores a tocar otras puertas.

La devastación de los cafetales a causa del hongo de la roya dejará a Guerrero sin el 70 por ciento de la producción anual de café y sin un ingreso de 100 millones de pesos para los productores y trabajadores directos de esta actividad productiva.

De acuerdo al secretario de Desarrollo Rural, Rigoberto Acosta González, este año la roya provocará una caída nacional en la exportación de café.

El año pasado, el país obtuvo ingresos de 900 millones de dólares por la exportación de café; este año apenas llegará a poco más de 100 millones, ocho veces menos.