CHILPANCINGO, Gro., 18 de marzo de 2014.- Este lunes, el titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu), José Carlos Ramírez Marín, y el alcalde de Chilpancingo, Mario Moreno Arcos, pusieron en marcha la construcción de 957 viviendas en un predio de 7.5 hectáreas, ubicado el sur de la capital guerrerense.

Esta acción está contemplada dentro del plan Nuevo Guerrero, que anunció el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, para la reconstrucción total del estado por las afectaciones que dejaron los fenómenos meteorológicos Ingrid y Manuel.

El titular de la Sedatu dio a conocer que el gobierno federal destinará 120 mil pesos por cada vivienda.

Asimismo, aseveró que este nuevo asentamiento humano de reubicación de afectados contempla la obra de urbanización total del lugar.