MÉXICO, DF, 22 de noviembre de 2014.- La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano ( Sedatu) reconoció retraso en la construcción de casas en Guerrero para damnificados por los meteoros Manuel e Ingrid.

Según lo publicado en La Razón, el titular de la Sedatu, Jorge Carlos Ramírez Marín, indicó que el robo de material e inseguridad así como el clima son los factores que retrasan las obras.

Señaló que, pese al retraso, los constructores no han cobrado de más y el costo de las viviendas, de 120 mil pesos, no ha cambiado.

Ramírez Marín adelantó que para el próximo año se construirán al menos 5 mil viviendas más para personas de escasos recursos.

Para diciembre esperan entregar 4 mil 790 casas para los damnificados.