CHILPANCINGO, Gro., 3 de junio de 2014.- El gobierno de Guerrero instaló el Centro de Control de Emergencias Hidrometeorológicas del Consejo Estatal de Protección Civil, permanentemente, debido a la presencia de la tormenta tropical Boris, localizada en las costas del Océano Pacífico.

De acuerdo con información publicada en el diario Unomásuno, las autoridades de la entidad prevén lluvias muy fuertes en la entidad, principalmente en la Montaña y Costa Chica.

 

El gobernador Ángel Aguirre Rivero encabezó una reunión de seguridad en la residencia oficial Casa Guerrero para exhortar a quienes integran el Consejo a permanecer en alerta y actuar de manera oportuna y eficaz ante una posible emergencia.

 

Recordó que en caso de presentarse una situación de riesgo para la población, el Ejército Mexicano y la Marina serán las que se encarguen de operar albergues y otras labores de rescate.

 

En esta reunión de trabajo se presentó un reporte de preparativos por cada dependencia para saber qué tienen listo a fin de enfrentar una contingencia.

 

Por su parte, el comandante de la Octava Región Naval, Rafael Ojeda Durán, refirió que el Plan Marina está en fase de prevención, y en el caso de la IX Región Militar existe la capacidad de aplicar el plan DN-IIIE, de auxilio a la población en donde se requiera.

 

Mientras, la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro) cuenta con cinco mil brigadistas para actuar en caso de una contingencia y Sedesol federal tiene en operación 500 comedores comunitarios, de los cuales 255 están en la Montaña y 181 en Costa Chica.