CHILPANCINGO, Gro., 16 de diciembre de 2013.- Integrantes de Morena en Guerrero, instalaron un cerco en las afueras del Congreso local, como parte de las acciones que impulsa, a nivel nacional, la organización, con el fin de impedir la aplicación de la reforma energética que presentó Enrique Peña Nieto.

César Núñez Ramos, dirigente estatal de Morena, consideró que la reforma que se aprobó hace unos días en el Congreso de la Unión, en materia energética, pone en riesgo la soberanía del país, al permitir la entrada del capital extranjero, en una empresa que es de los mexicanos.

Núñez Ramos, dijo que este movimiento en la sede del Congreso local, es para incidir en la aprobación de éste tipo de reformas, que podrían discutirse en la sala de pleno este martes.