MORELIA, Michoacán., 16 de diciembre del 2015.- Un decepcionante Málaga cayó eliminado por el Mirandés, que le ganó en los dos encuentros, este miércoles por 0-1, y que mereció la clasificación para los octavos de final de la Copa del Rey por la inoperancia y la desidia malaguista.

De acuerdo con un comunicado de prensa, el conjunto malagueño necesitaba remontar un gol y fue a por el desde el primer minuto, a pesar de la presión muy arriba del Mirandés, en la salida del balón por parte de los malaguistas.

El central bielorruso Egor Filipenko, tuvo la primera ocasión con un remate de cabeza, tras un córner, y el guardameta Raúl Fernández se encontró el balón.

 

La nota  en Quadratín Deportes.