MÉXICO DF, 22 de octubre de 2014.- El presidente del PRI, César Camacho, exigió justicia para los jóvenes desaparecidos en Iguala, Guerrero y advirtió que nadie que cometa un delito por acción u omisión debe quedar impune, esto en el marco de la Asamblea Nacional de Consejo de la Confederación de Legisladores priístas.

“Deseamos por supuesto conocer el paradero de los jóvenes normalistas y fervientemente deseamos que estén con vida y que se le cierre el paso a la impunidad, nadie que cometa un delito por acción u omisión debe estar fuera del alcance legal del estado que no quiere venganza, sino justicia del tamaño del agravio”, subrayó el líder nacional.

En entrevista al término de la Asamblea en torno a la renuncia del gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, subrayó que se trata de una decisión ‘personalísima’, sin embargo destacó que por tratarse de un funcionario elegido por mandato popular no está honrando la confianza de los guerrerenses.

“El PRI tiene una expresión orgánica completa por lo que nosotros esperamos que el gobernador Aguirre reflexione sobre su futuro inmediato”, destacó el ex gobernador del Estado de México, al ser cuestionado sobre su respaldo al posicionamiento de la bancada del PRI en el Senado, quienes solicitaron la renuncia de Aguirre Rivero.

Blindaje electoral, basado en ciudadanos Sobre la propuesta de blindaje electoral configurada por los partidos políticos, Camacho Quiroz, destacó que para el PRI tiene una gran importancia el involucramiento ciudadano, ya que dijo, nadie conoce mejor a los candidatos de las comunidades que los vecinos.

“La inmensa mayoría de los cargos de elección popular a elegirse en 2015 son municipales, es decir regidores, síndicos, y el PRI aquilata la intención de los ciudadanos de acercarnos evidencias sobre el comportamiento y la actitud de los vecinos de todos los días”, precisó.