MÉXICO, DF, 29 de enero de 2015.- Por medio de un comunicado, los elementos corporativos de Gas Express Nieto lamentaron la explosión de una pipa de su propiedad en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa, indicando que desde el primer momento “se activaron todos los protocolos de atención establecidos” para atender el desastre que al momento se ha saldado con la muerte de 2 personas y la lesión de otras 66.

 

“Desde el primer momento que tuvimos conocimiento del incidente, activamos los protocolos de atención establecidos. Al mismo tiempo, colaboramos activa y plenamente con las autoridades competentes para coadyuvar en las investigaciones”, se indica en el texto que recoge Quadratín México, donde se añade que la cuenta de Gas Express Nieto en Twitter fue cerrada al público en general.

 

El accidente, suscitado a las 7:00 horas de este jueves a causa de una negligencia por parte del chofer de la unidad de reparto de combustible y sus dos ayudantes, afectó a numerosas madres que acababan de dar a luz y a recién nacidos en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa, desatando el caos: los pacientes huían despavoridos de las llamas con las criaturas en brazos. Incluso una embarazada alumbró durante su traslado urgente a otro hospital.

 

A modo de breviario, la compañía Gas Express Nieto se fundó en 1939 en Santiago de Querétaro como distribuidora de gas licuado para uso doméstico, comercial, industrial y vehicular; cuenta con 35 plantas de distribución en todo el país, más de mil unidades repartidoras, 4 mil trabajadores y una serie de por lo menos 8 accidentes relacionados con la negligencia de sus conductores.

 

Leer más en Quadratín México