CHILPANCINGO, Gro., 26 de febrero de 2015.- Los obispos de las Diócesis de Acapulco, Chilpancingo, Ciudad Altamirano y Tlapa, lamentaron los hechos violentos registrados el pasado martes, en un enfrentamiento entre policías antimotines y normalisats de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), ocurrido en el puerto de Acapulco.

De acuerdo con una nota de El Sur, los obispos indicaron: “lamentamos que tengan que darse estas expresiones cuando no se valora la gran posibilidad que ofrece el diálogo bien entendido y realizado. Ambas partes necesitan recapacitar para que no se repitan estos episodios que siembran más zozobra en Acapulco y en todo el estado de Guerrero”.

Con información de El Sur