CHILPANCINGO, Gro., 19 de agosto de 2014.- El coordinador de los diputados perredistas en la 62 legislatura federal, Catalino Duarte Ortuño, señaló que es evidente que las estrategias, planes y operativos que se han instrumentado en los últimos tiempos en materia de seguridad en Guerrero han sido un rotundo fracaso, porque la entidad está inmersa en un repunte generalizado de las actividades delictivas.

Ante ello convocó a los tres niveles de gobierno a ya no apostar al incremento de elementos policiacos o a la adquisición de armamento para disuadir a la delincuencia, sino se deben impulsar acciones de gobierno en materia tanto de educación como de generación de empleos, mediante el fomento de la actividad económica.

Duarte Ortuño manifestó que dejando de lado el triunfalismo desbordado que maneja en esa materia el gobierno federal, lo que debe hacerse de inmediato es atenderse la problemática social, se debe bajar el costo de la canasta básica, trabajar en la creación de nuevas plazas laborales, acabar con el rezago e impulsar la educación y depurar las acciones contra el crimen organizado.

El legislador advirtió que si no se atienden esas situaciones, se podrá contar con la mejor policía del mundo, pero la inseguridad y la violencia seguirán prevaleciendo, diezmando la oportunidad de desarrollo de la juventud y socavando los valores morales de la sociedad.

Apremió a las autoridades estatales a cambiar la ruta que llevan en el tema, porque es urgente revertir la falta de resultados que hasta el momento han tenido todos los movimientos que en materia de seguridad se han ejecutado en los últimos meses, pues su fracaso está a la vista.