IGUALA, Gro. 19 de agosto de 2014.- Con la entrada de las 300 nuevas concesiones, las unidades chatarras saldrán de circulación por ser un compromiso que asumieron los concesionarios de renovar el parque vehicular con unidades nuevas y en buenas condiciones, donde hay un rezago del 15 por ciento de las dos mil unidades, es decir, un promedio de 300 unidades, informó el delegado regional de Transportes, Joel de la Cruz Habana.

En entrevista, el funcionario indicó que el servicio público no está saturado en Iguala, lo que sucede es que las calles no están diseñadas para tanto flujo vehicular.

Informó que el impacto económico con las 300 nuevas concesiones es fuerte y lo que se pretende es que las rentas de los concesionarios no bajen, así como las cuentas de los coarrendatarios y los choferes.

Detalló que en Iguala existen alrededor de dos mil unidades del servicio público, de ellas, mil 250 concesiones de servicio ligero, es decir mil 250 taxis y 700 combis.

Refirió que con la puesta en marcha del Programa “Hoy no Circula”, que inició este lunes 18 de agosto, aplicado al servicio de taxis, se pretende ordenar el servicio de transportes en Iguala, y aseguró que “es una realidad y no una vacilada, porque se cuenta con el aval del 100 por ciento de los transportistas”.

Señaló que una vez que esté consolidado el Hoy no Circula, se ampliará en el servicio urbano y a partir del primero de septiembre todos los taxis deberán portar los hologramas del color asignado.

Mencionó que en los autos particulares no aplica y en taxis si, debido a un consenso entre los mismos transportistas, donde hay un acuerdo avalado.

“En las lonas explicamos al taxista el color que le corresponde a su unidad de acuerdo al número económico que tiene, y todos deben rotular sus unidades de manera voluntaria y el día que les corresponda, (…) hay mil 250 unidades y este programa será para que paren labores por día 250 taxis”.

Aprovechó para decirle a los taxistas que tienen solo esta semana para rotular sus taxis, y si no lo hacen, las sanciones serán muy fuertes y no estará el líder para pedirle una dispensa, porque fueron ellos quienes respaldaron el proyecto, para no afectar la economía de los taxistas.