MORELIA, Mich., 27 de noviembre de 2015.- A paso lento, los cientos de manifestantes, entre estudiantes y comuneros, llegaron al Centro Histórico de la capital michoacana, al grito de “¡Silvano, entiende, la educación no se vende!”, y otras más, en contra de la represión que, dicen, sufrieron en 2008 sus compañeros.

Resguardados por decenas de camionetas y efectivos de seguridad, el contingente llegó entre incansables gritos.

A su paso, generaron tránsito lento en el Libramiento Sur, en las inmediaciones de Casa de Gobierno, así como avenida Camelinas, hasta llegar a la avenida Ventura Puente, incorporarse a Acueducto y finalmente a la avenida Madero.

En su recorrido emitían pronunciamiento en los que criticaban el proceder de la autoridad estatal en noviembre de 2008, en que, acusan, hubo golpes y agresiones en contra de estudiantes normalistas.

La nota en Quadratín Michoacán.