ACAPULCO, Gro., 16 de diciembre de 2015.- Padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en septiembre de 2014 en Iguala, llegaron al Fórum de Mundo Imperial para tener una reunión con el secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong sobre el caso.

Antes de ingresar al recinto, Emiliano Navarrete Victoriano, padre de José Ángel Navarrete González, uno de los jóvenes desaparecidos, manifestó que es desesperante para ellos pues quisieran que esta reunión arrojara resultados positivos pero señaló que el gobierno mexicano no quiere dar claridad en el caso.

El padre de familia afirmó que nunca se creyó la llamada “verdad histórica” de la Procuraduría General de la República (PGR) en la que se indicaba que los estudiantes fueron quemados en el basurero de Cocula, no por no aceptarlo sino porque señaló que eso nunca ocurrió.

“¿Cómo puedes aceptar algo que no existió?”, manifestó.

El inconforme recriminó la falta de resultados a casi 15 meses de los hechos y señaló: “¿De qué sirve que tengan a 115 detenidos y ninguno sabe nada?, entonces ¿de qué sirven esas personas que han detenido?”.

Navarrete Victoriano afirmó que reiterarán la exigencia de que los militares declaren o colaboren en la búsqueda de sus hijos, pero denunció que se colocan en una posición negativa.

El padre de familia manifestó que deben declarar las personas que “hacen falta” en esta investigación.

Por su parte, el vocero de los padres, Felipe de la Cruz indicó que la reunión es para detallar algunos compromisos.

Mencionó que se pedirá a Osorio Chong que los seis meses del convenio del grupo de expertos independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) empiecen a partir de la búsqueda y la investigación, pues afirmó que se perdieron dos meses en trámites.

“Hoy lo que venimos a decirle al secretario es que ya basta de tantas mentiras, ya el teatro se echó abajo y que hoy queremos realidades”, dijo De la Cruz y agregó que ya va más de un año de una “investigación simulada”.

El vocero de los padres de los normalistas afirmó que no quitarán el dedo del renglón en pedir la declaración del Ejército, así como de las corporaciones policíacas a las cuales señalan de haber participado en los hechos.

Felipe de la Cruz afirmó que los jóvenes no están en fosas ni en el basurero de Cocula, por lo que los buscan con vida.