SÍDNEY, Australia, 19 de diciembre de 2014.- Ocho niños, de entre 18 meses y 15 años, han sido encontrados hoy muertos a puñaladas en una casa de la localidad australiana de Cairns, en el noreste del país, informó la policía.

 

Según lo publicado en SinEmbargo, una mujer, de 34 años, fue hallada con heridas de arma blanca en el pecho en la vivienda. Se cree que era madre de siete de los niños.

 

La mujer se encuentra en estado estable en el Hospital de Cairns y colabora con las autoridades en esclarecer el suceso.

 

Larry Woosup declaró a la cadena de televisión local ABC que en la casa vivían una sobrina y un sobrino suyo, y añadió que algunos de los menores eran hijos de su hermana.

 

Según el diario The Australian, que cita fuentes policiales, la mujer herida habría matado a los menores y luego habría intentado suicidarse.

 

La casa, que ha sido acordonada por la Policía, está situada en el barrio de Manoora, una zona pobre donde se concentran residentes que dependen de la asistencia social.

 

Lee más en SinEmbargo