ARCELIA, GRO., 12 de agosto de 2014.- A las 09:30 horas de este lunes, efectivos de la Policía Municipal Preventiva de Ajuchitlán del Progreso dieron parte al Ministerio Público de que en la comunidad de Santa Ana del Águila, había tres cuerpos descuartizados, en bolsas negras y con unos carteles.

Personal de Ministerio Público, apoyado por efectivos de la Policía Ministerial del Estado, se trasladaron hasta el punto conocido como La Antena, a unos 300 metros de la preparatoria de Santa Ana del Águila, para comenzar con las primeras diligencias de la localización de los tres cadáveres, así como de las bolsas negras y los mensajes plasmados en carteles.

Los tres cuerpos estaban decapitados, y cada cabeza presentaba un impacto de bala de alto poder, además de que uno de los occisos estaba amarrado de sus piernas con una cadena y un candado, lo cual indicaba que presentaron indicios de haber sido torturados.

Los cuerpos de los finados se encuentran entre las edades de 20 y 25 años de edad, dos de complexión delgada y uno de complexión robusta.

Hasta ahora continúan sin ser identificados los tres occisos, a pesar de que ya acudieron varias personas buscando a familiares desaparecidos, la mayoría de San Miguel Totolapan.

Tras no ser identificados, los cuerpos fueron trasladados al Servicio Médico Forense (Semefo) de la ciudad de Iguala, donde se les practicará la necropsia de ley y se espera que sea en ese lugar donde los identifiquen más tarde.