CHILPANCINGO, Gro., 11 de noviembre de 2014.- Un grupo de al menos 500 maestros de la Coordinadora Estatal para Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) arribaron a las oficinas del Partido Revolucionario Institucional (PRI), ubicadas en Chilpancingo.

Ahí un grupo minoritario ingresó al lugar y realizó destrozos: rompieron ventanas, sacaron documentos y mobiliario.

Asimismo, los manifestantes, encapuchados, prendieron fuego a los documentos y realizaron algunas pintas en apoyo a los normalistas de Ayotzinapa.

Los profesores no permitieron el acceso a los medios de comunicación al inmueble, tampoco dejaron grabar ni tomar fotografías.

A las 11:50 llegaron policías antimotines, quienes pidieron a los manifestantes se retirarán del lugar para que Protección Civil pudiera sofocar el incendio.

Los manifestantes pusieron resistencia y comenzaron a lanzarles piedras. Minutos más tarde se retiraron del lugar.