CHILPANCINGO, Gro., 27 de febrero de 2015.- Un contingente de aproximadamente 400 maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) marchan por las principales calles de Chilpancingo para exigir justicia a los normalistas caídos y castigo a los responsables de la muerte del docente jubilado Claudio Castillo Peña.

 

La marcha partió del Centro de la ciudad y avanza sobre la avenida Alemán hacia el sur de la ciudad.

 

El contingente está formado por las secciones sindicales que están en contra del líder Ramos Reyes Guerrero, a quien habrían desconocido como líder el pasado 19 de febrero acusándolo de “traidor y entreguista”, esto después de que dijera que se liberaría el ayuntamiento de Chilpancingo y los autos decomisados por el movimiento.

 

La maestra acusada de exponer a los docentes ante el desalojo del pasado martes en Acapulco, Antonia Morales Vélez, es simpatizante de Reyes Guerrero.

 

Al pasar por las instalaciones de la Policía Federal (PF) gritaron consignas y realizaron pintas en contra de esta corporación que decían: “Narcopolicias violadores” y “cuna de violadores”.