QUERÉTARO, Qro., 4 diciembre 2013.- El director de supervisión Operativa de la Comisión Nacional de Seguridad y Salvaguarda, Mardonio Jiménez Rojas, informó que lo que localizó el Ejército en el Estado de México, sólo corresponde a la unidad que fue robada, sin embargo, el material radioactivo fue sustraído.
Dijo el funcionario federal que aunque no representa un riesgo para la población, debido a que es una “fuente  inmersa en balines, es un sólido no un gas o líquido”, los sujetos que la sustrajeron es probable que mueran aunque reciban atención médica, aseguró en una entrevista en Foro TV.
Lo anterior, porque es un alto riesgo de contaminación, pues deben de presentar el “síndrome de radiación aguda, que genera de manera inmediata vómitos, hemorragias intensas de órganos internos, a nosotros la radiación lo que hacer es disociar los líquidos”.
Por lo que, dijo que llegarán a un hospital del país, “pero aunque haya atención médica lo más seguro es que fallezca”.