CHILPANCINGO, Gro., 10 de abril de 2014.- El dirigente de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC), Eliseo Villar Castillo, pidió la intervención de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos (Coddehum) para resolver sus conflictos internos.

Villar Castillo se presentó este miércoles en las instalaciones de la Coddehum, acompañado por el coordinador de la Casa de Justicia de Cochoapa, David Bracamontes Chona e integrantes de la CRAC.

A nombre de las Casas de Justicia de San Luis Acatlán, Zitlaltepec, El Paraíso y Cochoapa, pidió al presidente de la Coddehum, Ramón Navarrete Magdaleno, que funja como mediador en sus conflictos internos.

Aseguró que el grupo de la CRAC liderado por Valentín Hernández “ha violentado e impedido el diálogo” para la resolución de los conflictos.

Nos han estado grillando de una manera sucia, ya hay dos ataques violentos por parte de ellos, por lo que existe el riesgo de un enfrentamiento armado por parte de nuestros policías y los de ellos”, expresó.

El primer hecho violento, dijo, fue el atentado a balazos contra su persona; el segundo ataque fue el ocurrió la noche del 18 de marzo, cuando los policías encabezados por Abad García llegaron armados a la Casa de Justicia de San Luis Acatlán.

Por este motivo, Villar Castillo pidió que se le otorguen medidas cautelares: “Necesitamos una camioneta blindada y escoltas”, explicó.

También cuestionó su revocación de mandato en una asamblea que no contó con quorum legal ni reunió a la mayoría de las comunidades.

No se prestan al diálogo, por eso hay riesgo que se dé un enfrentamiento armado, por eso estamos solicitando a la Coddehum que tome cartas en el asunto, que convoque a una asamblea regional para buscarle solución definitiva a este problema, de lo contrario terminaremos enfrentándonos entre nosotros mismos”, argumentó Villar Castillo.

También anunció que su grupo retomará las actividades de la Casa de Justicia de San Luis Acatlán, pero ahora en las nuevas instalaciones otorgadas por el gobierno de Guerrero.

Por su parte, el presidente de la Coddehum, Ramón Navarrete Magdaleno, se comprometió a tender un puente de comunicación entre ambos grupos de la CRAC, para impulsar una asamblea regional.

Dijo que buscarán las condiciones para garantizar la tranquilidad y la paz en la asamblea, pero aclaró que la Coddehum se mantendrá al margen de su organización y de las determinaciones que se tomen.