MÉXICO, DF. 4 de diciembre de 2014.- Tras los “actos de barbarie” que el mundo percibió con la desaparición de los 43 normalistas en Ayotzinapa, Guerrero, el gobierno de México reforzó su estrategia de política exterior para refrendar su compromiso con el respeto a los derechos humanos y como un país que también da la bienvenida a la crítica para renovarse, asegura el secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade.

 

En entrevista con El Universal, el canciller señala que en el extranjero no se ve a México como un lugar de impunidad, atrasado y en el que se violen los derechos humanos, sino como una nación comprometida en resolver de manera transparente y eficaz la investigación de este caso, que además impulsa reformas contra la impunidad y para mejorar la procuración de justicia.

 

Previo a la 24 Cumbre Iberoamericana, a realizarse en Veracruz del 5 al 9 de diciembre, Meade adelanta que se plantearán iniciativas para beneficio de los jóvenes.

 

Niega que dentro de la coyuntura que se vive en el país por las movilizaciones sociales el tema de la reunión sea frívolo, pues se ofrecerán elementos de educación, innovación y cultura para construir condiciones de paz en México y otros países iberoamericanos.

 

Leer más en El Universal