MÉXICO, DF., 27 de noviembre de 2015.- “La corrupción no es un problema exclusivo de México, pero la impunidad sí”, enfatizó el Juan Pardinas, director general de Instituto Mexicano para la Competitividad A.C. (IMCO), al revelar que todos los años se registran más de 200 millones de pequeños de estos actos, los cuales no sólo se reducen al sector público, también de negocios y privado.

Al presentar los resultados del Índice de Competitividad Internacional 2015-IMCO:  La corrupción en México: transamos y no avanzamos, dio a conocer que los países más corruptos tienen menos recaudación fiscal, en el caso de México equivale el 9 por ciento, el más bajo de los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El Índice de Competitividad Internacional 2015-IMCO señala que el 44 por ciento de las empresas en el país reconoció haber pagado en alguna ocasión un soborno; el 56 por ciento de los ciudadanos piensan que es válido desobedecer las leyes si son “injustas”.

El estudio revela que los mexicanos dan alrededor de 165 pesos en “mordidas” por evento, lo que representa 32 mil millones de pesos.

Sigue la nota en Quadratín México.