ACAPULCO, Gro., 11 de diciembre de 2015.- Como “un incidente muy único” calificó el secretario de Comunicaciones y Transportes Gerardo Ruiz Esparza, los problemas que se han suscitado a lo largo de la entrega de televisiones por el apagón digital en el Centro de Convenciones de Acapulco, como en el caso de la estampida humana que dejó cinco personas lesionadas el pasado martes.

Además de que ayer jueves, el coordinador de Protección Civil municipal, Sabás de la Rosa Camacho, informó que van más de 170 casos  de descompensaciones y deshidrataciones, así como cambios en la presión arterial, los cuales ocasionaron desmayos en muchas personas.

Durante la supervisión en la entrega de televisiones por el apagón digital, el funcionario federal dijo tener conocimiento de que hubo “una señora que se sintió mal” pero aseguró que se ha tratado de dar la mejor atención en la entrega.

Argumentó que el excedente de personas en las entregas que ya cuentan con un número límite por día, se debe a que algunas de ellas creen que se acabarán estos aparatos y ya no podrán acceder a ellos.

 “Esa gente que vino no sé, que vino aquí es un incidente muy único y esperemos que no vuelva a pasar”, afirmó el secretario.

Durante la visita en la que se informó que el apagón analógico en Acapulco será el 31 de diciembre y que hasta el momento se han entregado 180 mil televisiones en el estado, el titular indicó que se tiene programado un total de 496 mil en toda la entidad y dijo esperar que la entrega concluya el 20 de diciembre, aunque el plazo límite es el 31 de este mes.

Indicó que de las 9.7 millones de televisiones que se pretende entregar a nivel nacional, ya van 8.8 millones que se han otorgado.

Por otro lado, durante el arranque de obras de modernización del camino Atoyac de Álvarez- San Miguel Totolapan, que consta de 239 kilómetros y una inversión de mil 600 millones de pesos, afirmó que se espera concluir el puente de Lomas de Chapultepec en marzo, pues reconoció que hubo un retraso porque en lugar de instalarse pilotes de 15 metros, se instalaron pilas hacia abajo del río para mayor profundidad.