CHILPANCINGO, Gro., 27 de octubre de 2014.- El director de Seguridad Pública de Cuajinicuilapa, Honorio Martínez Rodríguez y dos policías preventivos fallecieron esta mañana en una emboscada.

De acuerdo a los reportes policiacos, el funcionario se dirigía al ayuntamiento cuando fue agredido a balazos por un grupo de presuntos pistoleros del crimen organizado.

El hecho ocurrió alrededor de las 9:30 horas de este lunes, cerca de la escuela secundara federal Silvino Añorve Ávila.

Desde el año pasado, el jefe policiaco de Cuajinicuilapa ya estaba en la mira del crimen organizado.

En 2013 recibió amenazas de muerte, hasta que el 8 de noviembre fue víctima de una emboscada sobre la carretera federal Acapulco-Pinotepa Nacional.

En esa ocasión resultó ileso gracias al chaleco antibalas, que detuvo un proyectil que golpeó directo en su pecho. Los refuerzos nunca llegaron y el intercambio de balas duró más de 15 minutos.

Al día siguiente, Martínez Rodríguez concedió una entrevista a Milenio, en la que expresó: “No le hago daño a nadie, he agarrado a muchos rateros y mañosos, si esto me cuesta la vida, la voy a dar peleando. Yo no fumo, no bebo, yo no traigo compromiso con nadie, ni con malandrines, ni con nadie. Yo desde que llegue he trabajado en coordinación con el Ejército Mexicano, la Policía Estatal Preventiva y la Policía Ministerial”.