CHILPANCINGO, Gro., 15 de diciembre de 2013.- El director de la Comisión de Agua Potable y Saneamiento del Estado de Guerrero (CAPASEG), Arturo Palma Carro, anunció que con las acciones de captación de nuevas fuentes, rehabilitación de las existentes, reposición integral  de líneas de conducción, así como la sectorización de la operación del sistema, en un año se empezará a concretar el compromiso de resolver la problemática del agua potable asumido por el presidente Enrique Peña Nieto y el gobernador Ángel Aguirre Rivero.

Con la reciente integración de la Comisión de Evaluación y Seguimiento para dar cumplimiento a lo ofrecido por el presidente Peña Nieto desde su campaña política, cuando en la plaza cívica Primer Congreso de Anáhuac se comprometió con los habitantes de la capital, a dar una solución definitiva a una problemática de décadas, se podrá avanzar de una manera más eficaz y coordinada, señaló el funcionario.

Anticipó además que la complejidad de la captación y distribución del líquido en Chilpancingo requerirá de obras e inversión que se prolongarán varios años, incluso hasta 2015 o más allá. Sin embargo, lo importante es que se ha avanzado de manera sustancial, ya que a lo largo de 2013 se pudo realizar un estudio técnico minucioso y con alta tecnología, para detectar y definir la viabilidad de nuevas fuentes de captación.

Detalló que entre esas nuevas fuentes de captación se encuentra la perforación de pozos profundos en lugares donde ya se tiene la certeza de existencia de agua en cantidades importantes, pero incluso si alguno fallara se perforarán los que sean necesarios para aprovechar el líquido que existe en el subsuelo.

De igual manera es muy importante la rehabilitación de las actuales fuentes de suministro, en lo que de inicio se están invirtiendo más de 200 millones de pesos, específicamente en las de Acahuizotla y Mochitlán, lo que significará la captación adicional de 70 litros por segundo para la próxima temporada de estiaje.

Palma Carro señaló finalmente que se trabajará también para implementar los procedimientos necesarios para quitar sedimentos al agua y hacerla menos pesada, asimismo se trabajará para disminuir fugas en todo el tendido y se invitará a los usuarios a tomar conciencia del su buen uso para evitar el desperdicio, pues en ese tema Chilpancingo ocupa uno de los primeros lugares nacionales lo que es lamentable, pues se tiene poco líquido y aun así, se desperdicia mucho.