MÉXICO, DF., 27 de mayo de 2014.- Owen, el niño de 5 años que fue brutalmente golpeado por el novio de su madre, declaró que no habló de las agresiones porque estaba amenazado.

 

Según información publicada por Reforma, este lunes, durante la audiencia, se reveló que Rubén Díaz Alamilla, pareja de Irma Virginia Salazar Velasco, amenazó al menor con matar a su madre si le contaba lo que le hacía.

 

A los médicos y peritos, Owen relató que el 16 de mayo su padrastro estaba enojado y le dio puñetazos en el pecho, lo pateó en la entrepierna y lo golpeó con un cinturón; dichas lesiones quedaron asentadas en la carpeta de investigación 424/14.

 

Ese día el menor fue operado de urgencia por una perforación intestinal causada por los golpes.

 

Como parte de las pruebas periciales, los especialistas determinaron que el niño ha sido permanentemente maltratado, pues también tenía quemaduras y la fractura de un brazo causada por el jaloneo de otra persona.

 

En diversas entrevistas, Owen narró que Díaz Alamilla lo bañaba con agua fría, le apretaba sus genitales y le quemó la mano con un encendedor.

 

La madre, a quien se le acusa de violencia familiar por omisión, refirió en su declaración no haberse dado cuenta, pues las agresiones ocurrían cuando ella se encontraba en su trabajo como policía de Tránsito en Cuautitlán.

 

El juez Eduardo Peyrefil Rojas escuchó las nuevas pruebas aportadas por la defensa y determinó que será mañana cuando decida si Salazar Velasco, de 30 años de edad, es vinculada o no a proceso.