CHILPANCINGO, Gro., 20 de noviembre de 2013.- El alcalde de Atoyac, Edilberto Tabares, aseguró que no se está gestando una policía comunitaria en la población de El Paraíso, al ser entrevistado por La Jornada Guerrero en la reunión que sostuvieron alcaldes priístas con el auditor general del estado, Arturo Letabán López.

Comentó que había una estrecha con los pobladores de dicha comunidad por los trabajos de reubicación de familias que viven en zonas de alto riesgo y que nunca le informaron de la intención de organizarse para crear una policía comunitaria.

Detalló que los campesinos José Luis Sotelo y Juan Lucena, asesinados el pasado sábado 16 de noviembre en Atoyac, no son en realidad luchadores sociales, puntualizó que “simplemente son personas que estaban encabezando a un grupo de caficultores que no había recibido el apoyo el apoyo de acuerdo a lo prometido por parte de Cecafé”.