ACAPULCO, Gro., 2 de julio de 2014.- El secretario del Trabajo en el estado, Alberto López Rosas, rechazó que la situación de violencia que enfrentan algunas regiones de Guerrero haya impactado negativamente en la generación de empleos o ahuyentado las inversiones.

Antes de que entregara apoyos económicos a 60 trabajadores de Acapulco que quedaron sin empleo, el funcionario estatal reconoció que existen algunos signos de inquietud en regiones como Tierra Caliente, Norte y Centro, según información publicada por Diario 17.

“Yo hasta ahorita no tengo esos signos, cuando menos no alarmantes, es obvio que de momento hay inquietud pero también es cierto, como en la región de la Tierra Caliente, estuvimos haya, hace tres semanas, y no hemos percibido una situación alarmante, genera inquietudes de momento pero vuelve a la normalidad”.

López Rosas insistió en que no existen informes de cierres de establecimientos en los últimos meses, incluso destacó que el reporte del último trimestre del 2014 del Inegi, colocó a Guerrero en los índices más bajos de desempleo con un 0.8 por ciento menos que en el 2013.

La Secretaría de Gobernación (Segob) emitió el pasado fin de semana unas cifras que colocan al estado como una de las entidades más violentas del país. En los primeros cinco meses de este 2014, la entidad registra una tasa de 19.09 homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes, y oficialmente se registraron 667 personas muertas en homicidios dolosos, principalmente en Acapulco donde ocurrieron el 35 por ciento de los asesinatos.