CHILPANCINGO DE LOS BRAVO, Gro., 4 de diciembre de 2013.- El presidente de la Comisión de Gobierno en el Congreso de Guerrero, Bernardo Ortega Jiménez, negó que la aparición de las Fuerzas Armadas Revolucionarias Liberación del Pueblo (FAR-LP) sea una estrategia de Estado para justificar la militarización y las detenciones contra promotores y consejeros de la Policía Comunitaria.

“Yo no creo que el gobierno se meta un autogol”, expresó.

Respecto a la declaratoria de Guerra que las FARLP lanzaron contra la delincuencia organizada, el legislador respondió que el pueblo no debe de tomar la seguridad en sus manos, ya que para ello hay instancias de gobierno.

Exhortó a la federación y el estado a reforzar la seguridad: “Que hagan lo que tengan que hacer lo que les obliga la ley”, dijo.

Ortega Jiménez consideró que en Guerrero, a pesar de la delincuencia, sí hay estado de derecho.

“Si no fuera así ya habrían desaparecido los poderes y estuviéramos en constante guerra”, argumentó.