MÉXICO, DF, 07 de noviembre de 2014.- Gabriela Berumen dijo que sin conocer la declaración de su hermana es evidente que Noemí Berumen ayudó a esconderse a José Luis Abarca y su esposa, María de los Ángeles Pineda y confirmó que la casa en donde fueron encontrados es propiedad de la tercera detenida el pasado martes, junto con la pareja acusada por la desaparición de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala.

Entrevistada en el estudio con Ciro Gómez Leyva, deslindó las actividades de su hermana a la de su familia y el negocio dedicado a la renta de maquinaria denominado Grúas Berumen, el cual ya se está viendo afectado ya que sus clientes están cancelando contratos.

Reprochó a Noemí su comportamiento porque ha generado una crisis de salud y estabilidad en su familia y no entienden “en qué momento pasó y por qué no nos dimos cuenta de esto”.

Dijo que su hermana al ser detenida rechazó todos los beneficios de la ley como hacer una llamada telefónica, contar con la defensa de un abogado privado y hasta el amparo.

Sobre cómo ha vivido su familia estos días luego de la detención de su hermana, dijo que han sido días pesados, de angustia, de estrés, su hermana Elvia y ella que están al frente de todo, tanto de cuidar la salud de su padre y la estabilidad emocional de su madre, cuidar que esto no repercuta en su hermano menor y estar a cargo de la empresa, y aclarar la situación tanto con los clientes como con los medios.

Dijo que como empresa están dispuestos a declarar ante la autoridad competente en lo relacionado con el vínculo que han hecho a la empresa de su padre con el PRD; “el cual es totalmente falso, mal fundamentado, me atrevo a decir que malintencionado como para agarrar nota, pero estamos para aclarar”.

 

En las últimas horas, refirió que la detención de su hermana por ayudar a esconder a la pareja Abarca Pineda sí ha afectado a la empresa Grúas Berumen, dijo que nunca se ha buscado lastimar a ninguno de sus clientes, sin embargo ellos les han comentado que quienes los contratan a ellos están un poco alerta sobre lo que pasa con Berumen y no quieren arriesgarse a salir afectados.

Dijo que si bien no han perdido clientes, ya tuvieron un caso en el que un cliente les informó que no requerirá más de sus servicios y que prefiere esperar a ver cóo se va a solucionar.

 

Afirmó que su familia está un poco consternada y preocupada, pero están para aclarar lo necesario y aseguró que la empresa está en regla, dentro de la ley y dispuestos a que las autoridades lo comprueben.

 

En Grúas Berumen laboran 50 personas, pero dependen de la actividad alrededor de 200 personas.

 

 

 

Lee más: http://www.radioformula.com.mx/notas.asp?Idn=454087&idFC=2014