CHILPANCINGO, Gro., 3 de marzo de 2014. El titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Iñaki Blanco Cabrera informó que, hasta el momento, no existen elementos de prueba ni evidencias que vinculen con la delincuencia organizada al alcalde de Chilpancingo, Mario Moreno Arcos.
En conferencia de prensa, el procurador indicó que las acusaciones del empresario Pioquinto Damián Huato contra el alcalde no tienen, hasta ahora, ningún elemento de prueba.
El expresidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) de la capital acusó en reiteradas ocasiones al presidente municipal de Chilpancingo, de pertenecer a la delincuencia organizada.
Al respecto, el procurador expresó: “Por cuanto hace a los señalamientos realizados en contra del presidente municipal de Chilpancingo, que al momento no existen elementos de prueba y/o evidencias para acreditar tales pronunciamientos, por lo que constituyen una imputación singular y/o aislada”.
Damián Huato también acusó al alcalde capitalino de ser el autor intelectual del atentado a balazos que sufrió con su familia el 28 de enero, en el que perdió la vida su nuera, Laura Rosas Brito.
Al respecto, el titular de la PGJE informó que tampoco existen elementos de prueba, ya que el empresario no ha presentado ninguna evidencia para sustentar sus acusaciones contra el alcalde.
“Lo de una autoría intelectual en efecto es algo que está investigando la Procuraduría, tenemos ya información sobre el particular, pero es algo que debemos de tener debidamente corroborado para dar a conocer a los medios”, expresó Iñaki Blanco Cabrera.
El fiscal guerrerense subrayó que tras la detención de 12 integrantes del grupo delictivo Los Rojos, quienes se adjudicaron el atentado a balazos contra Pioquinto Damián Huato, la principal línea de investigación es la del crimen organizado.
Sin embargo, dijo, la PGJE no descarta el involucramiento de servidores públicos del municipio de Chilpancingo.