CHILPANCINGO, Gro., a 03 de marzo de 2014.- En conferencia de prensa el procurador general de Justicia del Estado de Guerrero, Iñaky Blanco Cabrera, dio a conocer que los responsables del atentado contra la familia del empresario de Chilpancingo Pioquinto Damián Huato, donde perdiera la vida su nuera Laura Rosas Brito, el pasado 28 de enero, son integrantes de la célula delictiva denominada Los Rojos.
El fiscal guerrerense dio a conocer que con base a las investigaciones, los autores intelectuales de este atentado fueron perpetrados por dos ex agentes de la Policía Investigadora Ministerial, César Guzmán Camacho alias el “Guzmán”, detenido en el mes de febrero, y Alejandro Herrera Estrada alias el “chino”, este ultimo prófugo de la justicia.
Blanco Cabrera dijo que César Guzmán Camacho alias el Guzmán ya fue trasladado al penal de máxima seguridad del Altiplano en el Estado de México;
Eder de Jesús González López alias el “Eder” es otro involucrado en este hecho y que está prófugo de la justicia.
El Procurador de Justicia presentó un video de las cámaras de c-4 y una recreación de los hechos del pasado 28 de enero en la autopista del sol.
Detallo que las cámaras captaron los cinco vehículos en que se desplazaban los hombres armados, dirección sur-norte y en el kilómetro 6+800 dieron alcance a la camioneta Pilot de color azul, donde iba la familia del empresario capitalino, accionando las armas de fuego contra la unidad motriz.
Después del ataque, el Procurador de Justicia aseveró que el convoy de vehículos con los hombres armados siguió hacia el norte de la ciudad por el bulevar Vicente Guerrero, donde a la altura del congreso del estado salieron por la lateral introduciendo la camioneta Tacoma de color rojo y una Ram de color blanco al auto lavado guerrero, donde las dejaron estacionadas.
La investigación arrojó que la camioneta de Pioquinto Damián Huato presentó 78 impactos de bala 65 de ar-15 y 13 de cuerno de chivo, que participaron por lo menos 15 personas, a bordo de cinco vehículos de modelos recientes.
El funcionario estatal dijo que en cuento a las acusaciones contra del presidente municipal de Chilpancingo, no existen evidencias de pruebas por lo que constituye en una imputación aislada.
El procurador de Justicia enfatizó que la principal línea de investigación fue la que va enfocada a la delincuencia organizada por que en su declaración de los ahora procesados señalaron que el ex presidente de la Canaco, estaba tocando los intereses de dicha organización delictiva.
Blanco Cabrera recalcó que  este golpe a la estructura de esta organización delictiva fue muy importante pero que sus líderes a un se encuentran prófugos de la justicia por lo que se intensifico la búsqueda para su captura en coordinación con autoridades federales.