CHILPANCINGO, Gro., 31 de diciembre de 2013.- Un análisis del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) reveló que durante 2013 en México  no se registraron casos de periodistas caídos mientras ejercían la profesión.

En las conclusiones del análisis anual del CPJ se destaca que la ausencia de México entre los países donde se registraron muertes de periodistas mientras ejercían su trabajo, “en la lista de países cabe destacar la ausencia de México, donde no se registraron casos de periodistas caídos mientras ejercían la profesión”, se lee en el documento.

El CPJ revela que por primera vez en una década, en México, no pudo confirmar ningún caso de periodista caído en el ejercicio de la profesión. No obstante, el organismo continúa investigando tres asesinatos para determinar el motivo.

El CPJ investiga el asesinato de los periodistas mexicanos Alberto López Bello, El Imparcial y Radiorama, asesinado el  17 de julio de 2013, en la ciudad de Oaxaca, Oaxaca; Daniel Alejandro Martínez Balzaldúa, Vanguardia, asesinado el 23 de abril de 2013, en Saltillo, Coahuila, y Jaime Guadalupe González Domínguez, Ojinaga Noticias, asesinado el 3 de marzo de 2013, en Ojinaga, Chihuahua.

A nivel mundial, en 2013, 70 periodistas murieron en cumplimiento de su profesión, un descenso en comparación con la cifra de 74 registrada en 2012, según las conclusiones del análisis anual del CPJ; sin embargo, el Comité  investiga las muertes de otros 25 periodistas en 2013, con el fin de determinar si tuvieron relación con la labor periodística que realizaban, así lo informó el portal Animal Político.