CHILPACINGO, Gro., 3 de marzo de 2014.- El síndico César Armenta Adame reprochó que no le informaran los detalles sobre la implementación del mando único en la capital de Guerrero, menos sobre el relevo de los funcionarios que pertenecían al gabinete de  Seguridad.
De Acuerdo a información publicada en Milenio, las declaraciones del síndico de Seguridad Pública fueron realizadas al término de la conferencia conjunta que autoridades municipales, junto con mandos federales y del Estado, realizaron para anunciar la puesta en marcha del operativo que inició este domingo 2 de marzo.
El viernes 28, cuando el tema se trató en el cabildo, César Armenta no participó porque acudió a una cita con el cardiólogo, pero nunca antes se le ofreció información sobre el tema.
La invitación para el acto del domingo le llegó por mensaje de celular, de tal manera que acudió para enterarse de lo que ocurría prácticamente cuando ya se daba el banderazo.
Reconoció que la intervención de la Policía Federal (PF) y del Estado en la ciudad era necesaria, pero lamentó la manera en que se manejaron las cosas en el cabildo.
Por otra parte, la remoción secretario de Seguridad Pública Municipal, Roberto García Bello, fue la primera acción del operativo Juntos por Chilpancingo, que arrancó este domingo y mediante el cual la Policía Federal se queda a cargo de la seguridad en la capital guerrerense.
Asimismo,  García Bello dijo a Quadratín Guerrero que no había recibido de manera formal información sobre los cambios que habría en la Secretaría de Seguridad Pública municipal, luego de la entrada de la Policía Federal.
Con este suman dos los funcionarios que no fueron informados de los cambios que se realizaron al llegar el mando único a la capital guerrerense.