TIXTLA, Gro., 20 de abril de 2015.- El Movimiento Popular Gurrerense (MPG) de Tixtla confirmó que la principal demanda de todas las acciones que realizan es por la presentación con vida de los 43 normalistas desaparecidos el pasado mes de septiembre en Iguala por policías de Iguala e integrantes del crimen organizado.

 

El MPG aseguró que en Tixtla no permitirán la instalación de casillas en plazas públicas, escuelas primarias y secundarias, “en tanto no haya justicia”.

 

Los padres marcharon con unas 500 personas desde el acceso principal de Tixtla, conocido como el Arco, hicieron una parada en el módulo del Instituto Nacional Electoral (INE), cerradas desde el 7 de enero por docentes y normalistas.

 

Se manifestaron por las principales calles de la ciudad en la plaza cívica del centro de la ciudad, mientras recogían lonas de candidatos colocadas en casas particulares.

 

Unos 30 padres de los desaparecidos se mantuvieron de pie una hora más, con los rostros de sus hijos en las manos.

 

Aclararon que los demás se encontraban en otras comisiones, en una campaña para difundir su mensaje.

 

Finalmente, pidieron a los pobladores de Tixtla, que entiendan su dolor y los acompañen dentro de sus posibilidades, como sería no enviar a sus hijos y esposos para que participen como funcionarios de casillas durante la elección, los padres dijeron que no pueden votar por quienes desaparecieron a sus hijos.