CHILPANCINGO, Gro., 7 de junio de 2015.- La consejera presidente del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) de Guerrero, Marisela Reyes Reyes aclaró que no se ha anulado la votación en Tixtla y llamó a los electores a acudir a las urnas.

En entrevista, detalló que el municipio de Tixtla tiene 29 secciones en las que se tenía programada la instalación de 54 casillas.

Indicó que 22 casillas no se instalaron porque fueron robadas y en algunos casos incineradas por los grupos de manifestantes que se pronunciaron en contra de las elecciones.

A pesar de que no se instaló el 40 por ciento de las casillas en Tixtla, Reyes Reyes sostuvo que no se han anulado las elecciones en dicho municipio.

“No se puede suspender la elección porque cada casilla tiene la recepción de cuatro elecciones, tres del ámbito local y una del ámbito federal. No se puede suspender, la elección sigue y la invitación es que en aquellas casillas que sí se instalaron los ciudadanos salgan a votar”, explicó.

La consejera presidente del IEPC calificó como “grave” que los grupos de manifestantes hayan impedido la instalación de casillas e incluso hayan actuado con violencia para robarse la paquetería electoral.

Sostuvo que el mejor ejercicio de inconformidad social habría sido que sí se instalaran las casillas y que los ciudadanos decidieran libremente no salir a votar.

“En algunos casos se robaron los paquetes electorales, en otros casos con violencia impidieron la instalación de las casillas, en otros casos los funcionarios de las mesas directivas de casilla entregaron voluntariamente los paquetes electorales ante la amenaza de su integridad física y no se pudieron instalar las casillas”, recriminó.

Reyes Reyes explicó que estos hechos se pueden constituir en delitos electorales y que el IEPC procederá ante las instancias legales, ya que las boletas para la votación son un asunto de seguridad nacional.

Por ello, exhortó a los ciudadanos y funcionarios electorales a acudir ante cualquier ministerio público, local o federal, para proceder por los cauces legales.

Sobre la posibilidad de anular las elecciones, explicó que dicha declaratoria corresponde al Tribunal Electoral, una vez que se ha agotado la etapa de la jornada electoral y se ha concluido el cómputo de los votos.

Calificar la nulidad de la elección corresponde al tribunal electoral una vez que se ha agotado la etapa de la jornada electoral, que se ha hecho el cómputo de los votos.