AMSTERDAM, Países Bajos. 11 de marzo de 2015.- Con 142 años refrescando paladares, la compañía Heineken se anotó esta semana uno de los más grandes éxitos de su trayectoria como cervecera al pretender sofisticar y revolucionar el consumo de esta bebida en el hogar, ello con el lanzamiento de The Sub, un innovador dispositivo que permite disfrutar de cerveza de barril en la comodidad de su casa y manteniendo el sabor holandés que hizo del histórico embriagante un verdadero deleite en Europa.
“Si usted siempre quiso una maquina de fabricación de cerveza que funcionara exactamente como una cafetera de Nespresso, la solución ya no es una fantasía: Heineken hizo sus sueños realidad”, advierte el Daily Mail en su edición en línea al añadir que el curiosísimo invento ya fue presentado en Paris (Francia), Milán (Italia) y Madrid (España), ello como parte de un arriesgada apuesta por dotar a los consumidores de sustancias alcohólicas con una experiencia de lujo.
“El punto de crear un dispensador como The Sub es para, fundamentalmente, complacer a las personas que beben cerveza, adoran la cerveza y son devotas de la cerveza. Todo aquel experto en levaduras (que se jacte de serlo) sabe que la cerveza de un dispensador es muy superior a la embotellada”, precisa Marc Newson, genio industrial de la firma Apple y encargado del diseño retro-futurista de The Sub.
La máquina, creada en colaboración con el experto tecnológico Krups, se abastece con cilindros de recarga de cerveza, saborizados con algunas marcas de Hieneken y que han sido denominados Torps. Estos cilindros se introducen en el dispenasador para que, gracias a un innovador sistema de presurización, se obtenga “una cerveza muy fría, a dos grados, y con una espuma de calidad profesional”.
“En un entorno tan competitivo como el actual, Heineken sigue apostando por la innovación para poder adaptarse a la vida contemporánea. The Sub es el claro ejemplo de la conjunción entre innovación, tecnología, calidad y diseño de vanguardia”, afirmó por su parte el director de Marketing de Heineken, Erik Larsson, al momento de presentar el sencillo aparato valuado en 249 euros (unos 4 mil pesos) y que recibe su nombre gracias a su semejanza con un submarino.
En cuanto a los Torps o cilindros de cerveza fabricada con agua purificada, cebada malteada, lúpulo y levadura, cada uno rinde para unos 8 vasos de bebida, tienen una capacidad de 2 litros, deben ser conservador en refrigeración y de momento se encuentran disponibles para el público en los siguientes sabores:
Heineken (Holanda) // Pale lager – 5 grados de alcohol (5.99 euros o 100 pesos)
Afligem (Bélgica) // Blanca premium – 6.7 grados de alcohol (8.99 euros o 150 pesos)
Desperados (Francia) // Cerveza sabor tequila – 5.9 grados de alcohol (7.99 euros o 130 pesos)
“El concepto de The Sub surge de las herramientas tipo ‘hágalo usted mismo’ que los miembros más selectos de la comunidad eruopea (y otros más aguerridos) desarrollaron en últimos años como intentos desesperados por ‘crear’ cervezas de barril en casa cuando no se encontraban en el pub” advierte el Daily Mail al enunciar que el dispositivo permite mantener la cerveza carbonatada por espacio de 2 semanas.
Ello es posible ya que los Torps son colocados de forma horizontal en el centro de The Sub, permitiendo mantener el líquido presurizado y que los bebedores ocasionales elijan la cantidad exacta a administrarse en el tarro.
“Mi esposa, por ejemplo, ama la cerveza pero no puede terminarse por si sola un sólo tarro. Si acaso media ración y es muy probable que se le entibie y la cerveza se eche a perder. Justamente buscamos enriquecer la experiencia de cata de cerveza al prevenir esto”, expone el industrial Newson, encargado no sólo de hacer visualmente agradable a The Sub sino de “encantar a los bebedores con la dosis perfecta de cerveza”.
Mientras que The Sub ya puede adquirido en línea a través del siguiente enlace y con envío a todo el mundo, la cervecera Heineken decidió apostarle a “saciar la sed del mercado azteca este martes 10 de marzo”, ello pues sus corporativos anunciaron que construirán una planta en el estado de Chihuahua, representando una inversión de 7 mil 500 millones de pesos y con la cual suman ya 7 plantas de la empresa holandesa en México
Según precisa El Economista, la nueva instalación tendrá una capacidad de producción de 5 millones de hectolitros anuales, expandibles a 10 millones de hectolitros de cerveza (suficiente para rellenar casi 3 millones de botellas o bien, el equivalente a 142 mil cartones), ello sin mencionar que “el proyecto dará empleo a 2 mil trabajadores durante la etapa de construcción, y generará 500 empleos permanentes durante su operación, programada para iniciar durante el cuarto trimestre de 2017”.
Tal y como reseña el Financiero, fue desde la residencia oficial de Los Pinos que el presidente de Médico, Enrique Peña Nieto, hizo el anuncio de la histórica inversión en territorio chihuahuense, de forma que “México se proyecta al mundo como un país el cual ofrece condiciones de estabilidad económica y política para que las empresas inviertan y generen desarrollo”.
En ese sentido, el mandatario afirmó que el país está en la ruta de crecimiento, en gran medida por la confianza de las empresa globales a invertir sus capitales, por lo que adelantó que la nueva planta de esta cervecera estará lista hacia 2017 y se instalará en los terrenos ubicados enseguida de la carretera Chihuahua a Delicias, llegando al municipio de Meoqui, a 70 km de la ciudad capital.
Acompañado por el gobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, el gobernante priísta señaló que México tiene fortalezas muy particulares: su ubicación geográfica, estabilidad política y social, estabilidad macroeconómica durante décadas, por lo que su gobierno le apostará a “tener un manejo responsable en las finanzas públicas que generen certeza y confianza para que siga llegando más inversión”.
Finalmente, agregó que esta industria genera más de 55 mil empleos directos y 2.5 millones de empleos indirectos, contribuye con el .6% del PIB nacional y apoya a uno de los sectores más importantes de la economía nacional: el sector primario, el de la producción de cebada, arroz, maíz.
Leer más en The Daily Mail, El Financiero, El Economista, El Universal y The Sub