CHILAPA, Gro., 14 de agosto de 2014.- El obispo Alejo Zavala Castro y el presbítero Javier Casarrubias Carballido llamaron a la población de Chilapa a orar por la paz, para evitar que se repitan los hechos de violencia que semanas atrás dejaron un saldo de 14 muertos y una decena de desaparecidos.

Este jueves la Iglesia Católica realizó las festividades de la Virgen de la Asunción y el obispo de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, Alejo Zavala Castro, presidió más de 200 confirmaciones y primeras comuniones a niños de entre 8 y 10 años.

Al término de la misa, el sacerdote Casarrubias Carballido, rector de la Santa Iglesia Catedral, pidió a los feligreses una oración colectiva por la paz.

“Para que este municipio no vuelva a pasar por lo que pasó hace más de un mes”, expresó en referencia a la violencia y los enfrentamientos entre grupos delictivos rivales, que azotaron a Chilapa y dejaron 14 muertos y varios desaparecidos.

Por su parte el obispo Alejo Zavala Castro llamó a los padres de familia a acercar a sus hijos a Dios.

En entrevista, afirmó que la comunión con Cristo es el único camino para lograr la paz.

Por ello, exhortó a los niños que realizaron su confirmación y primera comunión a que sigan en el buen camino y que asistan a misa los domingos.

También envió un mensaje a los familiares de estos niños: “Aprovechen la presencia del Espíritu Santo, que es el que nos da la paz, porque debemos buscar la paz en todo momento de la vida”.

Agregó: “Luchen por la paz, para que todos rueguen a Dios por la paz, a la santísima virgen María que mañana es su día”.