CHILPANCINGO, Gro., 04 de noviembre de 2014.- El gobernador interino de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez designó a José Villanueva Manzanares como director general del Instituto Estatal para la Educación de Jóvenes y Adultos del Estado de Guerrero (IEEJAG).

Villanueva Manzanares, quien hasta hace unos días se desempeñó como vocero del ex gobernador Ángel Aguirre Rivero, tomó protesta a su nuevo cargo a las 11:20 de la noche de este lunes.

Este cambio en el gabinete estatal forma parte de los enroques realizados por el nuevo gobernador, tras la salida de Aguirre Rivero por el caso Ayotzinapa.

Villanueva Manzanares, uno de los personajes más cercanos al ex gobernador, ha mantenido posturas críticas contra la escuela normal rural de Ayotzinapa.

El 22 de octubre compartió una publicación en su cuenta de Facebook, en la que criminalizó a los estudiantes.

La publicación consiste en una imagen con las fotografías del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; el titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Jesús Murillo Karam y el ahora ex gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero.

Las fotografías están acompañadas del siguiente texto: “¿Para qué tanto brinco estando el suelo tan parejo?, convendría que a la de ya, le entren a las instalaciones de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos en Ayotzinapa, buscando palmo a palmo sobre la tierra y debajo de ella. Quien quita y los desaparecidos sobrevivientes están ahí acuartelados, protegidos y aislados en la inmune guarida central de la narcoguerrilla urbana y la insurrección”.

Aunque el ex vocero estatal nunca emitió un posicionamiento sobre el caso Ayotzinapa ante los medios de comunicación, sí dejó manifiesta su postura en su cuenta de Facebook personal, a través de varios estados que compartió en su muro.

El caso Ayotzinapa cimbró a los tres niveles de gobierno y alcanzó relevancia mundial, luego de que seis civiles fueran asesinados en Iguala y 43 estudiantes desaparecieran a manos de policías preventivos y sicarios del cártel Guerreros Unidos, con la protección del gobierno municipal.

El gobernador se vio forzado a pedir licencia para ausentarse del cargo y su personal de mayor confianza también se vio involucrado en el caso: el fiscal estatal, Iñaky Blanco Cabrera, renunció al cargo y es investigado porque presuntamente protegió al ex alcalde prófugo de Iguala; mientras que el secretario general de gobierno, Jesús Martínez Garnelo, sostuvo una conversación telefónica con el ex alcalde, tres días después de ocurrida la masacre.

El único personaje cercano al ex gobernador que se mantendrá en el gabinete estatal será Villanueva Manzanares, aunque ya no como vocero, sino como titular del IEEJAG.