CHILPANCINGO, Gro., 16 de diciembre de 2013.- La Comisión Estatal de Defensa de los Derechos Humanos (Coddehum) opera con normalidad luego del fallecimiento de Juan Alarcón Hernández, quien fuera su presidente durante 23 años, afirmó el visitador general de la institución, Hipólito Lugo Cortés, quien dijo además que la operatividad del organismo no se detiene y se sigue dando seguimiento a los asuntos relacionados con esa materia.

Luego de que el pasado día 11 muriera Alarcón Hernández, quien encabezara a la primera comisión de derechos humanos del país, se está en espera, dijo Lugo Cortés, de que como lo marca la ley, el Ejecutivo del estado envíe al Congreso una terna para designar al nuevo presidente del organismo, entretanto se trabaja con normalidad y los ciudadanos pueden tener la certeza que la protección de sus derechos está garantizada.

Recordó que la Comisión es una institución pública autónoma, por lo que esta circunstancia lamentable y triste no afecta sus funciones, por lo que todo aquél ciudadano que sienta lesionadas sus garantías individuales, puede acudir a presentar su queja. Señaló además que como en todos los periodos vacacionales habrá guardias y se operará con normalidad.

Lugo Cortés señaló que Guerrero enfrenta permanentemente muchos desafíos en materia de derechos humanos, por las propias circunstancias socio políticas del estado, lo que obliga a estar permanentemente vigilantes para encauzar los reclamos que en esta materia se plantean en forma casi cotidiana, para darles cauce ante las instancias correspondientes.

El visitador destacó la labor desarrollada por Juan Alarcón Hernández, quien convirtió a la Comisión en una de las instituciones más confiables del estado desde su creación, en los tiempos del ex gobernador José Francisco Ruiz Massieu, aunque reconoció que en ésta materia en Guerrero siempre hay pendientes, por lo que el trabajo debe continuar para tratar de abatir el número de violaciones a los derechos humanos.

También mencionó que la circunstancia de precariedad económica y social que se vive en Guerrero hace proliferar los agravios contra personas que generalmente están en la indefensión, por lo que insistió en que independientemente del procedimiento legal para designar a su nuevo presidente, la Coddehum está atenta para tutelar a quien lo solicite.