CHARLOTTE, Carolina, 24 de enero de 2016.- Con una impresionante demostración de poderío ofensivo, las Panteras de Carolina aplastaron a los Cardenales de San Luis por 49-15 y así accedieron a la final del Superbowl 50, el cual disputarán contra los Broncos de Denver, el próximo 7 de febrero, en San Francisco.

El equipo del QB Cam Newton no tuvo rival enfrente. Rápido en el juego se fueron arriba 17-0, ventaja que irían incrementado conforme avanzaba el encuentro.

Cam, el Superman Negro Newton tuvo un juego de ensueño: completó 19 de 28 envíos para 335 yardas, con dos pases de anotación y fue interceptado en una ocasión, además e que corrió para dos anotaciones y 47 yardas. Su contraparte, Carlson Palmer (uno de los mejores durante la temporada) lanzó para 235 yardas, una anotación, pero cuatro de sus envíos fueron atrapados por sus rivales.

Además, estuvo involucrado en otros dos balones sueltos de los siete que perdieron esta tarde noche los Cardenales, que en el total de yardaje fue superado por 476 contra 287.

 

La nota en Quadratín México.