SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, Chiapas, a 31 de enero del 2016.- El Papa Francisco, en su visita a México, escogió Michoacán por la violencia y el narcotráfico; Ciudad Juárez por los presos y los migrantes y el Sur por los pobres y los indígenas, aseguró el obispo de esta localidad Felipe Arizmendi Esquivel.

En rueda de prensa, tras la homilía dominical, el alto prelado de la iglesia católica aseveró que el Sumo Pontífice no viene a México, porque sea un país lindo, viene porque hay problemas y desea estar cerca de los que sufren.

Arizmendi Esquivel, dijo “espero que su visita, nos ayude a ser más misericordiosos unos a otros. Porque el Papa, viene en plan de que convivamos como hermanos, viene en plan de evangelizar”.

La nota en Quadratín Chiapas.