CIUDAD DEL VATICANO, 4 de marzo de 2015.- El Papa Francisco hizo un llamado a no abandonar a los ancianos, ya que las familias que pasan mucho tiempo sin verlos estarían cometiendo “pecado mortal”, y recordó que una sociedad donde “no hay honor para los ancianos”, no tendrá “futuro para los jóvenes”.

De acuerdo a una nota de El Universal, el pontífice subrayó que “los ancianos deberían ser para toda la sociedad la reserva de sabiduría de nuestro pueblo”.

En su audiencia de los miércoles, Francisco I citó nuevamente el concepto de la “cultura del descarte”, y denunció que en la sociedad actual a los ancianos se les desecha y que muchos de ellos “viven con angustia esta situación de abandono”.

La nota completa en El Universal