CHIPALCINGO, Gro, 7 de octubre de 2014.- Un centenar de estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa ingresaron a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Guerrero para pegar en muros, mobiliarios y automóviles fotografías de los 43 estudiantes desaparecidos.

Embozados colocaron las imágenes tamaño carta en la fachada de la dependencia estatal y posteriormente ingresaron a las oficinas para hacer lo mismo en escritorios, computadoras, ventanas y vehículos oficiales.

Aunque se registraron momentos de tensión con algunos empleados que se opusieron a que su área de trabajo fuera invadida por los estudiantes, no se presentaron incidentes violentos entre las partes.