IGUALA, Gro., 7 de octubre de 2014.- El presidente nacional del PRD, Carlos Navarrete, reconoció el error de su partido por no atender la situación crítica que generó un candidato “externo” por la violencia en el estado de Guerrero.

En conferencia de prensa, Navarrete pidió a una disculpa a los habitantes de la ciudad de Iguala, quienes fueron los que más resintieron los hechos delictivos de los últimos días, además de que se comprometió a brindar todo el apoyo a los familiares de las víctimas.

Aceptamos el error, aceptamos que un candidato externo no actuara de manera inmediata, que se coludió con el crimen organizado, que no realizó acciones para frenar estos eventos, detener el horror que se estaba viviendo aquí en el estado.

Es por eso que pedimos disculpas a todos los habitantes, tomaremos las medidas necesarias para para evitar que se repitan estos casos, no volverá a pasar y sobre todo que nos reuniremos con el gobernador Aguirre para aclarar esto”, comentó el presidente perredista.

Dijo que su apuesta será por el diálogo para cambiar la perspectiva del partido que, a su opinión, se ha visto mermada por las malas decisiones de un integrante que no es de procedencia perredista.

Se comprometió a que los familiares de las víctimas recibirán todo la ayuda para esclarecer los hechos, para encontrar a sus hijos y que se ejecute justicia para los responsables, así como pedir el desafuero del aún alcalde de Iguala, José Luis Abarca.

Nos reuniremos con los familiares, les daremos todo el apoyo para que no sientan que están solos, les apoyaremos en todo y sobre todo pedir a los diputados locales que se le quite el fuero al actual titular de esta ciudad”, dijo.

En el acto participó René Bejarano, integrante del Consejo del PRD, quien denunció de nueva cuenta a Abarca por su participación directa en la matanza de cinco miembros de su partido, además de haber presentado denuncias ante las autoridades por estos actos.