MORELIA, Mich., 10 de diciembre de 2013.- Con una larga lista de 180 recomendaciones sobre el estado de los derechos humanos en México, la administración del presidente Enrique Peña Nieto celebra este martes 10 de diciembre el Día de la Declaración Universal de los Derechos Humanos como ideal común de todos los pueblos y todas las naciones.

La Organización de las Naciones Unidas hizo una fuerte crítica a la situación de los derechos humanos en el país, especialmente por lo que calificó de falta de control de sus Fuerzas Armadas con la finalidad de evitar que éstas cometan delitos graves en contra de civiles.

Las principales preocupaciones de la comunidad internacional fueron en materia del desempeño de las fuerzas de seguridad en el rubro de la seguridad pública, la presencia militar en las calles, la violencia contra las mujeres y la permanencia de la práctica del arraigo en el sistema de justicia.

El EPU es un mecanismo creado por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU para evaluar a los países en este rubro; se realiza cada cuatro años y medio. En 2009 fue la primera evaluación de México y en aquella ocasión fueron emitidas a este país 93 recomendaciones.

En materia migratoria, representantes europeos exigieron a México, particularmente, investigar a fondo las desapariciones, sobre todo de mujeres y migrantes, señaló el organismo.

Sin embargo, uno de los mayores problemas se encuentra en el tema de la seguridad interna y “en la lucha contra la delincuencia organizada, hay informes que indican generalizadas violaciones a los derechos humanos cometidas por las fuerzas de seguridad del Estado”, dijo el delegado checo Viktor Velek apenas en octubre.

“A pesar de la voluntad de México para mejorar la formación de las autoridades competentes, el número de funcionarios sospechosos de estar involucrados en las desapariciones forzadas es muy alarmante”, dijo el delegado de Suiza Michael Meier.

En lo que a los periodistas y la situación de la prensa en el país, los delegados de la ONU también expresaron su preocupación por los ataques mortales contra activistas y periodistas.

“Ambos, grupos criminales y fuerzas de seguridad del Estado siguen amenazando o atacando a los defensores de los derechos humanos y periodistas”, añadió el checo Velek.

De acuerdo con la mecánica de la ONU, las 180 recomendaciones emitidas serán estudiadas por el gobierno mexicano, el cual deberá informar al Consejo, en marzo de 2014, sobre cuáles de ellas está dispuesto a aceptar.

Pese a ese panorama, el portal de la Presidencia de la República cita al presidente Enrique Peña Nieto, quien asegura que “el Gobierno de la República comparte el mismo propósito de garantizar todos los derechos, a todos los mexicanos”.

Señala también que “Con la Nueva Ley de Amparo, en México los Derechos Humanos previstos en los tratados internacionales serán objeto de protección directa, además de que  con la inclusión de novedosas figuras y conceptos jurídicos, un Juicio de Amparo será más accesible para todas las personas, expedito y con mayor amplitud en sus efectos de protección”. Al promulgar la Nueva Ley de Amparo”.

“Desde ahí contribuiremos a fortalecer el sistema internacional de derechos humanos y la cooperación internacional en la materia”. Cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas eligió a México como miembro del Consejo de Derechos Humanos, destaca.