MÉXICO, DF. 21 de enero de 2015.- Para el diputado del Partido de la Revolución Democrática, Silvano Aureoles, el gobierno de la República debe identificar a los responsables de filtrar información sobre las casas del presidente Enrique Peña Nieto y de algunos de los integrantes del gabinete federal”, ello pues “existe la finalidad de desgastar al gobierno”.

 

“Ya es un asunto recurrente de estar filtrando este tipo de información, pero esa información sale de alguna parte, de acá, del país y habría que identificar quiénes están interesados en que por esa vía se desgaste el gobierno. Es obvio que hay una intencionalidad de golpeteo al gobierno de eso no debe quedar ninguna duda”, precisó el también presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados en entrevista con Animal Político, donde añadió que el gobierno federal debe considerar como foco rojo esas filtraciones, mismas que responderían a “una fuerza en el exterior que quiera desestabilizar al gobierno”.

 

Y es que el pasado 20 de enero, el diario estadounidense The Wall Street Journal reveló que, en 2005, cuando Enrique Peña Nieto tenía unas semanas de haber asumido como gobernador del Estado de México, compró una propiedad en el club de golf de Ixtapan de la Sal a una compañía de Roberto San Román Widerkehr.

 

De acuerdo con el diario, la empresa Constructora Urbanizadora Ixtapan recibió contratos por más de 100 millones de dólares y desde que Peña Nieto llegó a la Presidencia de la República, la compañía ha obtenido al menos 11 contratos con el gobierno federal por un valor de 40 millones de dólares.

 

Leer más en Animal Político