CIUDAD DE MÉXICO, 3 de febrero de 2016.- La tortura en México se ha mantenido como un método de trabajo e investigación para las autoridades federales y locales, incluso en la actualidad.

De acuerdo con especialistas y víctimas de este fenómeno, quienes exigieron al poder legislativo aprobar una ley que combata a este delito con los más altos estándares internacionales, coincidieron en que debe cristalizarse este cambio para modificar la forma de obtener información de manera legal.

Aseguraron, también, que esta “tradición” dejaría en una falacia al Nuevo Sistema Penal Acusatorio que entrará en vigor el próximo mes de junio del presente año, ya que le restaría credibilidad a las diligencias que se lleven a cabo.

“La realidad es que la tortura es un método que, por historia, ha sido utilizado como una forma de investigar, resolver e incriminar a aquellas personas que son o no inocentes desde el principio de la averiguación de un delito.

La nota en Quadratín México.